Paseo por un mercado medieval. Canon 100D + Canon EF 40 f2.8

Os enseño una serie de fotografías que hice dando un paseo por un mercado medieval en Calabardina, Aguilas. Todas las fotografías están hechas con mi Canon 100D y el 40 f2.8. Esta combinación de cámara y objetivo es la que suelo usar cuando hago este tipo de fotografía, es un equipo discreto y cómodo por su tamaño y peso.


En repetidas ocasiones he comentado que tras probar los objetivos Canon 50 f1.4, Canon 50 f1.8 II y Canon 40 f2.8 me quedo sin duda con el 40 mm. f2.8. Se trata de un objetivo que me sorprendió cuando lo compré, versátil, compacto, ligero, discreto, montura metálica, enfoque STM rápido y silencioso y con unos resultados bastante buenos. Aunque el 40 mm. sea menos luminoso que los otros la nítidez que te da a f2.8 no te la da el 50 f1.4 ni el 50 f1.8 ya que estos empiezan a ser nítidos a partir de f2.2 y, en mi opinión, no llegan nunca a la altura del 40 mm. f2.8.

La cámara Canon 100D la compré para ocasiones esporádicas en las que no quiero cargar con mi 7D que es más pesada, también para poder utilizarla cuando salgo en bicicleta ya que por su tamaño y peso me permite llevarla de forma cómoda. Tengo que reconocer que también me sorprendió cuando la probé. La construcción te da una sensación de calidad y seguridad. Los acabados son buenos y es realmente ligera y compacta. Aunque no lleve tantos botones y accesos directos como la 7D la pantalla táctil, a diferencia de lo que piensan otros, es realmente cómoda y rápida de respuesta para acceder a todos los parámetros de configuración. En contra puedo decir que su tamaño, si tienes la mano grande, puede resultar no tan cómoda como la 7D y que si abusas del modo live view la batería dura muy poco.

En las fotografías que os muestro la cámara iba sin flash y estaba configurada en manual, con f2.8, velocidades de 1/100 y 1/80 e ISO 800 y 400.